Publicado: 30 de Julio de 2015

Los carburantes de automoción se han abaratado ligeramente esta semana, en vísperas de la operación salida de tráfico asociada tradicionalmente a las vacaciones veraniegas de agosto. Según datos del boletín petrolero europeo consultados por Efe, la gasolina cuesta esta semana una media de 1,307 euros el litro, un 1,06% menos que la pasada y un 1,36% menos que hace un mes. De la misma manera, el diésel cuesta una media de 1,138 euros el litro en las gasolineras españolas, un 0,6% menos que la pasada semana, con lo que acumula un abaratamiento del 3,31% en el último mes. A pesar de estas rebajas, la gasolina y el gasóleo cuestan ahora un 13,55% y un 3,27% más, respectivamente, que a principios de año, cuando el desplome del crudo asociado al exceso de oferta llevó la cotización del barril por debajo de los 50 dólares. Esa caída de la cotización, que comenzó a finales de verano de 2014, explica que el precio de la gasolina se sitúe un 8,22% por debajo del de hace un año y el del diésel, un 13,66% por debajo. Asimismo, la gasolina y el gasóleo cuestan un 14,13% y un 21,25% menos, respectivamente, que en los máximos históricos marcados en septiembre de 2012.